Puppy: el primer Live CD de Linux que permite salvar los datos al mismo CD.



Puppy es el nombre de una distribución Live de Linux, pero no de otra más: Puppy tiene la capacidad de, una vez finalizado el trabajo, guardar los documentos que hayan cambiado... al propio CD.

Esto representa una innovación técnica y cualitativa muy importante, en cuanto que un usuario puede disponer de sus documentos y modificarlos en cualquier computadora, sin necesitar más herramientas que el propio CD. Hasta ahora los Live CD de Linux solamente permitían el almacenamiento en dispositivos como una memoria USB o el disco duro del sistema sobre el que se ejecutaba.

Además de los documentos, Puppy también guarda los posibles cambios en la configuración de su software que el usuario realice, recuperándolos en la próxima sesión.

El aprovechamiento de un CD es máximo: Puppy solamente ocupa 50 Mb., por lo que si la volcamos a un CD de 700, nos quedan 650 megabytes para nuestros datos. Incluso la podemos grabar en un mini CD (de 8 cm. de diámetro y capacidad para 250 megabytes) y nos quedará un espacio razonable para los trabajos que queramos realizar. ¿Y cuando el CD esté lleno? la respuesta es simple: a grabar otro y empezar otra vez.

La tecnología utilizada por Puppy para conseguir este efecto recibe el nombre de Multi-session live-CD, y como indica utiliza el método de grabación multisesión, que permite que después de una primera sesión grabando datos en el CD, este pueda utilizarse para leer y grabar más datos en otra ocasión, mientras quede espacio libre en el disco.

Cada sesión grabada con Puppy se salva en una pista del CD, pistas que cuando se carga el sistema son leídas en orden inverso. Como el sistema operativo se carga enteramente en RAM (necesita un mínimo de 256 megabytes para funcionar), este método nos garantiza disponer de la última versión de los ficheros generados. Esta forma de funcionar también tiene otras ventajas: al cargarse el sistema enteramente en RAM, podemos retirar el CD sin problemas, e insertar otro disco. Cuando hagamos el shutdown al final de la sesión, el mismo sistema nos pedirá que volvamos a insertar el CD de Puppy para grabar los cambios.

PuppyLinux

Interesante no?

Fuente: LinuxPreview